Historias increíbles de extraños personajes donde los guantes tienen un papel protagónico.

Comparte este artículo

Aficionados a los guantes les traemos más información para que amplíen su extensa cultura sobre el guante y para robarles una sonrisa con estos excéntricos personajes tan reales como históricos y sorprendentes.

Comencemos con el recordado y tan amado Don Quijote, divagando en su demencia y sus amores, recuerda y añora el exquisito aroma de su amada Dulcinea y la imagina perdida, en la tienda de un guantero. Donde los aromas más sublimes del guante perfumados intercalan sus notas de perfección estimulando los sentidos, aplacando el alma.

Catalina de Médicis asesinó a la reina de Navarra impregnando sus guantes con los gases mortales de una mezcla de amapola.

María Estuardo, Reina de Escocia. El misterio del guante fantasma.

fetiche guantes
Guante de la Reina maría estuardo de Escocia misterioso guante encontrado luego de su muerte

El día de su ejecución fue decapitada, antes de subir a la horca, tuvo que desprenderse de todas sus posesiones todo lo que llevaba fue quemado con el fin de que sus partidarios no pudieran obtener reliquia alguna.

Pero de alguna manera ella pudo desprenderse de su guante que luego fue hallado y preservado en su memoria

Conrado II de Sicilia: Un caso muy llamativo fue decapitado, y la leyenda lo pinta lanzando su guante a viva voz gritando, ¡¡¡¡¡“Para el Rey de Aragón“!!!!!

Así, el guante fue aceptado por este rey y como consecuencia el Reino de Sicilia, pasó al rey Pedro III de Aragón. Ese era el peso del guante en ese entonces mis amigos…

A continuación, El Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba. Tapando el sol con …un guante.

Este capitán destinó un presupuesto desmesurado a la Corona Española ofreciendo a cada uno de sus hombres un par de guantes perfumados, con el fin de aliviarlos de los hediondos campos de batalla de Italia, cubiertos de cadáveres en putrefacción.

Antonio Pérez, secretario de Felipe II, regalaba guantes perfumados con el propósito de conquistar a las damas de la época. Una estrategia de seducción bastante costosa.

Ana de Austria, hermana de Felipe IV de España, tenía unas manos preciosas, le gustaba lucir guantes de piel de ratón.

El conde D’Orsay poseía una adoración partículal por los guantes. ¿casi una obsesión ?

guantes de cuero marron hombre
guante de cuero marrón excelente confección

Usaba seis pares al día. Guantes de reno para la mañana, los de gamuza para la caza. Para los viajes a la ciudad, lucia los guantes de piel de castor.

Los guantes trenzados en seda para realizar compras y los guantes de piel de perro para la cena. Dejando los guantes de piel de cordero mezclada con seda para la gala nocturna.

Brummell, caballero inglés del siglo XIX. Exclusividad en su máxima expresión.

Vanguardista de la moda referente de su época en elegancia y precursor del buen gusto, también ostentaba una obsesión snob por los Guantes.

Utilizaba guantes confeccionados exclusivamente para él, por cuatro de los mejores artesanos de Londres. Cada uno de los cuales se especializaba en una parte de la elaboración de cada pieza.

Eran ingleses los guantes que usaba el Emperador Mogol Jahangir. El imperio mogol gobernó india por más de 400 años.

En primer lugar debemos mencionar que Jahangir, era un alcohólico, usaba un turbante del que colgaban un rubí, una esmeralda y un diamante.

Cada uno de sus dedos presentaba un anillo de proporciones nunca vistas, de sus guantes, colgaban pequeñas bolsas elaboradas con seda e hilos de oro. Como contención de sus ostentosas joyas.

Los samuráis los llevaban bajo la armadura. Los Guantes de cuero se hacían presentes también en Japón.

guantes japoneses
guantes de cuero japoneses. Los samurais los llevaban bajo la armadura

Henry III de Francia era tan adepto de los guantes que no se los quitaba ni para ir a dormir.

María Teresa de Austria, llegó a Francia con dos baúles llenos de guantes españoles.                    

Fernando VI, en las representaciones teatrales repartía guantes perfumados a los presentes.       

En resumen podemos mencionar que en Francia, Napoleón y su esposa Josefina fueron también distinguidos dueños de muchos guantes. Para su coronación en 1804 se hicieron guantes “souvenir”.

guantes de boxeo
napoleón era aficionado de los guantes

Después de anular su matrimonio con Josefina ordenó unos 300 pares, y durante la guerra de los Cien Días otros 60 pares más de guantes. Es una pena que solo se encontraron unos 6 pares de guantes elegantes luego de su muerte.

guantes de boxeo
Auto de juguet j. f. kennedy y su esposa remedando el día de su asesinato

Jacqueline Kennedy precursora de la moda y referente de varias generaciones de mujeres del siglo XX.  Era muy aficionada al uso de guantes.

esposa de kennedy usando guantes largos

Jacqueline Kennedy usando guantes largos

Los llevaba el trágico día que asesinaron a su marido, el presidente J.F. Kennedy. Los tuvo que entregar ensangrentados con restos de masa encefálica.                               

Edward IV fue en el siglo XV un gran impulsor de la guantería en Inglaterra, comprándose unos 300 pares de guantes anuales. La industria empezó a crecer gracias a este rey, y se extendió con Henry VIII en el siglo XVI.

Carlos IV (1748-1819) España. Un fetiche particular por los guantes elegantes.

Sufría especial debilidad enfermiza por las mujeres con guantes elegantes y blancos, a tal punto que prohibió su presencia frente a su persona para evitar el despertar de su obsesión y fetiche.

Ahora es tu turno cuentanos tus apasionantes historias con los guantes…las esperamos

Para finalizar, Te invitamos a recorrer nuestra web, estamos seguros que encontrarás los guantes que necesitas, te esperamos.

En guantes.store encontrarás la mayor variedad de guantes de todos los rubros, podrás elegir entre miles de diseños, colores y talles, y por supuesto al mejor precio del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *